Alimentos para el cerebro

Es frecuente leer sobre lo recomendable que son las grasas insaturadas para nuestro corazón, la fibra soluble para el aparato digestivo,… Pero ¿qué nutrientes necesita nuestro cerebro?. Ya sabemos que el cerebro utiliza principalmente glucosa como combustible, pero no solo de glucosa viven nuestras neuronas. Vamos a dar un pequeño repaso a los nutrientes que necesita el cerebro para mantenerse sano y funcionar correctamente y a los mejores alimentos para el cerebro.

Slimentos para el cerebro

Alimentos para el cerebro

Hidratos de carbono

Ya lo hemos mencionado en la introducción. El cerebro utiliza glucosa como combustible, no solo para sus procesos básicos, sino también como fuente de energía. Por eso, una disminución de los niveles de glucosa en sangre afecta a nuestra concentración. Pero aunque estas bajadas de azúcar se superen con algo dulce, no es precisamente los dulces lo que mejor le viene a nuestro cerebro.

La bollería, los refrescos,… aunque son ricos en glucosa, no son los mejores alimentos para el cerebro; sólo sirven para situaciones de “emergencia” y en pequeñas cantidades. De hecho, el abuso de estos alimentos puede producir deshidratación en el tejido neuronal. El consumo de chucherías puede ser la causa de que los niños no se concentren bien en el colegio.

Uno de los mejores alimentos oara el cerebro son los hidratos de carbono de lenta absorción, que se metabolizan lentamente, manteniendo estables los niveles de glucosa en sangre. Nos referimos, obviamente, a los cereales completos y a las legumbres. De hecho, se considera que el trigo sarraceno es el mejor alimento para el cerebro. Junto con el trigo sarraceno, también recomendamos la avena, rica en vitamina b1.

No debemos olvidar, además, que los hidratos de carbono estimulan la secreción de insulina, necesaria para sintetizar triptófano, esencial para relajarnos y reducir los niveles de estrés, poco recomendable para un cerebro activo y sano.

Magnesio

En un post anterior ya hemos hablado de los beneficios del magnesio. No solo interviene en muchos procesos metabólicos, sino que también ayuda a la transmisión de impulsos nerviosos, activa las funciones cerebrales y aporta equilibrio mental. Por ello, también ayuda a combatir la depresión, el estrés y la ansiedad de forma natural.

El magnesio es esencial para mantener un cerebro activo y sano, por ello está en esta lista de alimentos para el cerebro. Ya mencionamos que la OMS recomienda entre 300 y 350 mg diarios, pero que en países de Asia y África su ingesta es muy superior (800mg).

El alimento con más magnesio natural es el chocolate negro puro, seguido (muy por detrás) de las almendras y la soja. Pero también podemos encontrar magnesio en los cereales integrales (que además nos aportarán los hidratos de carbono que también necesita nuestro cerebro), el sésamo, las espinacas y los garbanzos.

Fósforo

Es el tercero de nuestros alimentos para el cerebro. El fósforo es parte esencial de los fosfolípidos, que forman las membranas celulares y el tejido nervioso. Además, las células lo utilizan para almacenar y transformar energía y, junto con las vitaminas del grupo B, participa en transmisión de los impulsos nerviosos.

Numerosos estudios confirman la importancia del fósforo en la producción de mielina y para mejorar muchos de nuestros procesos cognitivos básicos. La mielina es el material que recubre las fibras nerviosas y permite la transmisión de los impulsos nerviosos a distancias relativamente largas.

Por lo tanto es muy importante como alimento para el cerebro. Mantiene las células nerviosas fuertes, activas y resistentes, lo que favorece la memoria y las conexiones sinápticas.

Encontramos fósforo en el chocolate negro, los huevos, los quesos curados, sardinas y mariscos.

Cinc

El cinc es importante para la salud de nuestra piel, favorece la curación de las heridas, combate el cáncer y favorece la inmunidad natural de nuestro organismo.

Pero también es un nutriente esencial para la memoria y la estabilidad cognitiva. En personas propensas, los bajos niveles de cinc pueden provocar ataques epilépticos. El cinc mejora la actividad del hipocampo, potenciando la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Encontramos cinc en el chocolate negro, las ostras y cangrejos los cacahuetes, el sésamo, las semillas de calabaza y en el germen de trigo.

Vitamina B6 y B12

Estas dos vitaminas son imprescindibles para un cerebro sano y activo. Mejoran el flujo sanguíneo en el cerebro y potencian la memoria pero, además, gracias a ellas sintetizamos moléculas importantísimas para nuestro cerebro como son la dopamina, la serotonina y la epinefrina.

La serotonina y la dopamina son los dos neurotransmisores que regulan nuestros estados de ánimo; junto con norepinefrina intervienen en nuestra respuesta emocional, las sensaciones de dolor, placer, saciedad, sueño, digestión, libido, frecuencia respiratoria y muchos otros.

Son ricos en vitamina b6 y b12 la yema de huevo, los pistachos y nueces, los mariscos, la trucha, el atún y las sardinas, los plátanos, los yogures y las carnes de ternera y cordero.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *