Claves para un desayuno completo y equilibrado

Hoy tenemos la suerte de contar con artículo de unos invitados muy especiales. Nos cuentan las “Claves para un desayuno completo y equilibrado”. Un desayuno completo es imprescindible para empezar con fuerzas y energías el día. En este artículo vas a encontrar las ventajas de hacer un desayuno completo y equilibrado, lo que puede causar el no hacerlo y consejos sobre alimentos para tener un desayuno equilibrado.

Claves para un desayuno completo y equilibrado

Ya desde pequeños nos dicen que el desayuno es la comida más importante del día.

Después de una noche de sueño, nos levantamos con hambre y resulta fácil caer en la tentación de un desayuno rápido.  Desayunar pan con mantequilla o mermelada, beicon, huevos, bollería o similares tiene sus consecuencias. Además, muchas personas se levantan con prisas, por lo que salen de casa sin desayunar y terminan comprando algo por el camino. En general este tipo de desayunos no aporta los nutrientes necesarios para comenzar bien el día. Este tipo de alimentos ricos en grasas saturadas y malos hábitos en el desayuno son hábitos que te llevan a aumentar los niveles de colesterol.

Mantener los niveles de colesterol a raya es algo extremadamente importante. El colesterol es algo peligroso que no debemos tomarnos a la ligera.

claves para un desayuno completo y equilibrado

Ejemplo de un desayuno completo y equilibrado

Para los que son padres, es muy importante enseñarles a los niños qué alimentos componen un buen desayuno y establecer una rutina diaria cada mañana que incluya el tiempo suficiente para comer. Lo importante es ofrecerles un desayuno variado y nutritivo. Así podrán rendir bien en sus actividades escolares y evitar también la obesidad infantil.

¿Por qué es tan importante un buen desayuno equilibrado?

Alguna vez te habrás sentido cansado y fatigado a media mañana, probablemente por no haber tomado un buen desayuno. Pero no debemos dejar que nuestro ritmo de vida acelerado nos lleve a consumir alimentos que no aportan los nutrientes necesarios. Las personas que no toman un buen desayuno tienden a comer menos sano durante el resto del día.

Un desayuno saludable te ayudará a comenzar el día con buen pie y te aportará la energía necesaria para estar más concentrado. Evitarás sentirte fatigado o cansado antes de la hora de la comida. Además, así tendrás menos hambre durante el día, lo que también te ayudará a mantener y regular tu peso.

El desayuno completo y equilibrado debe aportar entre un 20% y un 25% de las calorías diarias y debe contener tres grupos de alimentos fundamentales. Estos grupos que hemos mencionado son: lácteos, cereales y frutas, para así equilibrar el aporte de proteínas, carbohidratos y fibra.

Muchas veces puede resultar difícil ajustarse a estas recomendaciones, ya que cada persona tiene gustos y preferencias distintas. Sin embargo, una vez se conocen las diversas opciones y los beneficios nutritivos de un buen desayuno, las personas pueden tomar mejores decisiones que resulten beneficiosas para su salud.

claves para un desayuno completo y equilibrado

No es difícil, solo requiere buenos hábitos

¿Qué puedes tomar para tener un desayuno variado y completo?

A continuación te contamos qué alimentos saludables puedes incluir en tus desayunos. Y recuerda que puedes ir variando y probando distintas opciones  y combinaciones:

Lácteos. Incluye un vaso de leche desnatada o un yogur desnatado en tu desayuno. Representan una excelente fuente de proteínas y calcio que ayudan a que tus dientes y tus huesos se mantengan saludables.

Bebidas vegetales. Existen montón de opciones si no te gusta la leche o eres intolerante a la lactosa. Puedes reemplazarla por opciones nutritivas y bajas en grasas. Varios ejemplos de estas bebidas fáciles de encontrar en las tiendas: la leche de almendras, leche de arroz o la leche de avena.

Cereales. Escoge cereales integrales y bajos en azúcar. La avena es uno de los mejores alimentos que puedes incorporar a tus desayunos. Es un cereal rico en fibra y proteínas y bajo en grasas, lo que te ayudará, entre otras cosas, a controlar tus niveles de colesterol y tu peso, ya que prolonga la sensación de saciedad. Si eres de los que prefieren comer pan, procura que sea integral.

Frutas. Puedes consumirlas troceadas, incorporarlas a tus cereales o preparar zumos naturales o batidos con ellas. Las frutas te aportarán vitaminas además de la fibra necesaria que ayudará a tu digestión.

Frutos secos. Almendras, nueces y avellanas son buenas fuentes de fibra y ácidos grasos como los Omega 3, que son muy buenos para el corazón. Puedes agregarlas picadas a un yogurt por ejemplo para que sean fáciles de comer.

Infusiones. Tomar té, café o infusiones es ideal para mantener el cuerpo hidratado. Procura que sean sin azúcar o con edulcorante o miel.

El buen desayuno entonces…

Vamos a recopilar todo. Una dieta saludable no implica comer menos ni hacer sacrificios todo el tiempo. De vez en cuando puedes agregarle a tu desayuno jamón, bollería, huevos y otras cosas que te gusten, pero siempre con moderación.

Intenta levantarte más temprano, siéntate a tomar el desayuno y consume los alimentos adecuados. Recuerda que las personas que toman un desayuno completo y equilibrado comienzan el día con más energía.

Los buenos hábitos en esta comida te permitirán rendir más en tus actividades y te ayudaran a tener el colesterol en los niveles adecuados.

 

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *