Curcuma, un supercondimento

La curcuma

Los condimentos no solo dan buen sabor a nuestros platos. Algunos son auténticos supercondimentos. Ya hablamos en un post hace poco de los beneficios que algunas especias de la cocina india nos aportaban, a raíz de una entrevista a Anjula Devi publicada en The Daily Mail. Hoy vamos a hablar de uno de ellos. La curcuma.

La cúrcuma (Cúrcuma longa) es una planta de la misma familia que el jengibre, nativa del suroeste de la India. De ella se extrae uno de los más antiguos colorantes alimentarios naturales, responsable del característico color amarillo del curry indio.

Propiedades de la cúrcuma.

Aunque las propiedades de sus fitoquímicos se siguen investigando, la curcuma nos aporta muchos beneficiosos par nuestra salud. Repasamos algunas de sus propiedades.

Sistema digestivo

La curcuma sirve para reducir la acidez de estómago. Actúa estimulando las secreciones de los jugos gástricos y pancreáticos, por lo que facilita la digestión y, además, es carminativa. Es eficaz para los casos de dispepsia, colitis, flatulencia, digestiones lentas, gastritis crónica o inapetencia.

También actúa protegiendo el hígado y como tónico para la vesícula biliar. Ayuda a eliminar las cálculos biliares, tiene efecto antiinflamatorio y permite el drenaje del plcurcumahígado y el vaciado de la vesícula.

Sistema respiratorio

La cúrcuma se ha utilizado tradicionalmente como remedio natural para la bronquitis, por su efecto antiinflamatorio. Es eficaz también tanto para tratar el asma, como la candidiasis orofaríngea que algunos pacientes padecen como consecuencia de la medicación. Por sus propiedades antioxidantes, antibronquiales y antiinflamatorias, la curcuma también se recomienda para los casos de EPOC.

Artrosis y problemas articulares

Algunos estudios comparan los efectos de la curcuma con los corticoides. En la medicina tradicional china se combina el extracto de cúrcuma con bromelina (un componente de la piña, también inflamatorio) y una pizca de pimienta negra para aumentar la absorción de la curcumina.

En cualquier caso, para aprovechar sus efectos, debemos añadir curcuma al final de nuestras recetas, en el momento de ingerirlas, pues el calor destruye los curcuminoides.

Sus efectos antiinflamatorios también hacen que esté indicada para los síntomas premenstruales, como los calambres ováricos o el dolor de cabeza.

Defensas

La cúrcuma nos aporta también sustancias que potencian nuestra inmunidad, aumentando nuestras defensas, sobre todo frente a infecciones virales. Además, tiene propiedades antimicrobianas y antifúngicas. Se recomienda añadir curcuma a las comidas en situaciones de estrés (el estrés influye en el sistema inmune y hace que disminuyan nuestras defensas), exámenes y catarros. Algunos estudios la recomiendan como complemento en los tratamientos de psoriasis.

Anticáncer

La raíz de cúrcuma contiene 10 sustancias anticancerígenas entre las destacan la curcumina y los betacarotenos. Son moléculas con efectos protectores frente al cáncer de piel, el de mama, el de colon y el de duodeno.

No solo ayudan como prevención contra el cáncer, sino que también potencian los tratamientos oncológicos y ayudan al organismo a superar mejor los efectos secundarios de la medicación y los tratamientos contra el cáncer.

La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias demostradas en diversos estudios. Esto resulta de interés para las personas afectadas de artritis reumatoides, síndrome del túnel carpiano STC y otras enfermedades articulares. La cúrcuma alivia los síntomas y dolencias de estas enfermedades.

Depresióncurcuma

La cúrcuma es también un antidepresivo natural; en la Medicina Tradicional China se usa para tratar la depresión y los trastornos relacionados a la tristeza o la infelicidad, pues estimula el sistema nervioso y actúa sobre el estado de ánimo, reduciendo los niveles de estrés y aumentando la producción de serotonina. Puede ser usada en pacientes con depresión (emocional o estacional) y otros trastornos similares.

Es un medicamento natural para prevenir las enfermedades cardíacas pero también ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos, todo de forma natural.

Además de llevar una dieta más saludable, los médicos aconsejan condimentar con cúrcuma para prevenir infartos y otras enfermedades cardiovasculares.

Comprar cúrcuma

La cúrcuma también se conoce como colorante amarillo, pero debemos tener cuidado a la hora de comprarla a granel y especificar que queremos cúrcuma y no colorante. Existe un colorante alimentario, también amarillo, llamado tartracina que se confunde con la cúrcuma fácilmente, de modo que puede que nos vendan tartracina en lugar de cúrcuma por equivocación. La tartracina es de origen químico, no natural, y se ha relacionado con diversas alergias.

Podeís encontrar información más detallada en este enlace.

Guardar

Guardar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *