Agua como nutriente

El agua es tanto un alimento (pues lo ingerimos directamente) con un nutriente, y es una sustancia esencial para los seres vivos.

El agua es el componente más abundante en los seres vivos, éstos contienen por término medio un 70% de agua, aunque no todos tienen la misma cantidad. En general, los vegetales tienen más agua que los animales, aunque las medusas y otros animales marinos pueden contener hasta un 95%. También depende del tipo de tejido: el tejido graso contiene entre un 10-20%, mientras en que otros, como el tejido nervioso, llega al 90% de agua. Por último, también varía con la edad, así, los individuos jóvenes tienen más agua que los adultos.

Agua

Es de las cosas más importantes para una adecuada alimentación ¿tomas la suficiente?

El agua en los seres vivos se encuentra tanto dentro como fuera de las células. El agua intracelular, la que está en el interior de las células, representa aproximadamente 2/3 del total que contiene un ser vivo y el  extracelular representa el resto. Esta última se encuentra bañando las células o circulando en forma de sangre, linfa, savia, etc.

El agua está en continua renovación en los seres vivos, por lo tanto tiene que existir unas vías de entrada (la ingesta directa de líquidos, el agua contenida en los alimentos y el agua producto del metabolismo) y unas vías de salida (orina, sudor, heces fecales, respiración), de  forma que la cantidad de agua que se ingresa y que se pierde deben de estar reguladas: es lo que se conoce como equilibrio hídrico.

Pero el agua no es un simple medio sino un líquido muy activo. Interviene en muchas reacciones químicas, bien como reactivo o como producto de la reacción, y resulta imprescindible para la estabilidad de muchas sustancias biológicas, por ejemplo, las proteínas.

La vida se originó hace más de 3500 millones de años en el medio acuático y las condiciones de aquel ambiente primitivo imprimieron un sello permanente en la química de los seres vivos. Todos los seres vivos han evolucionado alrededor de las propiedades características del agua, tales como su carácter polar, sus enlaces de hidrógeno y sus elevados puntos de fusión, ebullición, calor específico y tensión superficial.

El agua es imprescindible en los seres vivos al ejercer funciones fundamentales, como las siguientes:

  1. Debido a su gran capacidad de disolución en ella se dan muchas reacciones químicas (metabolismo).
  2. Es el principal medio de transporte en los seres vivos por el mismo motivo.
  3. Debido a su elevado calor específico y su alta conductividad térmica sirve como termorreguladora.
  4. Gracias a su elevada fluidez se utiliza como lubricante de estructuras que pueden experimentar rozamiento.
  5. Actúa como agente químico, como por ejemplo en reacciones de hidrólisis.