Panga: ¿es necesario alarmarse?

La panga (o el panga) ha saltado a la primera plana de las noticias. Una conocida cadena de supermercados ha anunciado esta semana su decisión de dejar de vender este pescado blanco en sus establecimientos. Teniendo en cuenta que la panga es uno de los pescados más consumidos en España, ¿es necesario alarmarse?

Panga ¿Hay que preocuparse?

Este pescado protagoniza decenas de portadas esta semana.

Panga: ¿es necesario alarmarse?

En principio parece que no. Según el comunicado se trata de una decisión preventiva. Explican que los motivos no son sanitarios (de hecho no hay ninguna alerta desde el Ministerio de Sanidad español) sino mediambientales. La empresa ha decidido dejar de comercializar panga porque las piscifactorías en las que se cría tienen un impacto muy perjudicial para en el medioambiente.

El 90% de la panga que se consume en Europa procede del rio Mekong en Vietnam. Según explican desde Greenpeace España, el Mekong es un río ya muy contaminado. Además la cría de panga en sus aguas empeora su situación pues genera más contaminación. Las heces de millones de peces concentrados en los criaderos, los restos de alimentos y los antibióticos que se usan hacen que la contaminación de las aguas no pare de crecer.

Panga ¿Hay que preocuparse?

Panga ¿Hay que preocuparse?

Y no solo eso. Greenpeace señala que la expansión de la cría intensiva de panga está afectando espacios protegidos como los manglares, que son destruidos para construir más jaulas.

La panga (Pangasius hypophthalmus) tiene la ventaja de ser de piscifactoría, por lo que no hay peligro de anisakis. Es un pescado que llega a medir 1,5 metros y pesar más de 40 kilos. Además, solo nos aporta 90 calorías por cada 100 gramos y un 4,4% de grasa. En su contra, está el dato de que su valor nutricional es mínimo pues casi no aporta omega 3.

Qué dicen las leyes.

Todos los organismo oficiales coinciden que el producto que se vende en España cumple la normativa oficial y es completamente seguro. Cabe destacar que las consultas sobre este pescado son numerosas y recurrentes.

En el año 2013, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) se vio obligada a emitir un comunicado oficial sobre los controles a los que son sometidos todos los pescados que se importan y venden en nuestro país. En dicho comunicado se concluía que “que no se identifican problemas de seguridad alimentaria para los consumidores, incluidos grupos vulnerables de la población como los niños”, descartando con ello cualquier riesgo en su consumo.

Contra los comunicados de la AESAN, otros estudios nos dan algunos datos más preocupantes. La OCU ha analizado 23 muestras de panga encontrando un herbicida en 4 de ellas y mercurio en 9. El herbicida, la trifluoralina ha sido prohibida en Europa. Si bien las cantidades de mercurio no superan el límite legal (0,5 mg/kg) alcanzan la mitad de esta cifra. Es por este motivo por el que recomiendan no  comer panga más de una vez por semana.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *